Importancia de conocerse a uno mismo y los retos para lograrlo

En este estos tiempos en el que vivimos de mucho ruido, producción en masa y una complejidad sin límites, poco se insiste y mucho menos se anima a las personas a conocerse a sí mismas, pues esto significaría un duro golpe a la manipulación sistemática que todos los días y desde todos los medios se viene ejerciendo sobre nosotros. Cosa que es muy fácil hacer cuando se carece de ese autoconocimiento. Pero además, el conocerse a uno mismo es el camino directo para llegar alcanzar la felicidad, pues nos permite descubrir y conocer todas nuestras aptitudes y capacidades, así como nuestros deseos, miedos y necesidades y trabajar sobre ello.

Te puede interesar: Descubre cómo pensar en positivo puede mejorar tu vida.

¿Por qué es importante conocerse a uno mismo?

Conocernos a nosotros mismos es mucho más que de lo que la gente puede imaginar normalmente. Es mucho más que ser capaces de nombrar cuál es nuestro nombre, qué edad tenemos, cuál es nuestro sexo, a qué nos dedicamos. Pensemos en un Iceberg, arriba se encuentra lo que todo el mundo puede ver o saber fácilmente, abajo hay una enorme e infinita porción de hielo que nadie ve, o se imagina que está allí.

En primer lugar el conocerse a uno mismo, permitirá conocer palmo a palmo todo eso que está allí oculto a la vista de todos: esos miedos y deseos más grandes, capacidades, aptitudes y habilidades, por qué nos choca algo o alguien en particular, nuestros mayores errores, y sobre todo las experiencias de vida que nos han marcado.

Y en segundo lugar, al tener toda esta información de nosotros mismos, vamos a poder organizarla y usarla en favor nuestro, es decir, seremos capaces de darle un sentido a nuestra vida y saber de verdad qué es lo que queremos hacer y hacia donde queremos llegar.

Por otro lado, vamos a poder sacar y aumentar todo nuestro potencial, al saber con qué contamos y qué nos falta, así podremos modificar errores, defectos; aumentar y fortalecer competencias y habilidades; y lo más importante, sabremos cómo controlar nuestras emociones y pensamientos negativos.

¿Cómo empezar a conocernos a nosotros mismos?

Conocerse a uno mismo es una ardua labor que implica muchísimo tiempo y esfuerzo, es de toda la vida, pues siempre estamos en permanente cambio, por eso es esencial que siempre estemos trabajando en ese autoconocimiento.

Lo que más debemos hacer para alcanzar a conocernos es pasar tiempo a solas con nosotros mismos, de tal forma que podamos observarnos, contactar con nuestros sentimientos y pensamientos automáticos, reconocerlos y aceptarlos. De esta manera, sabremos por qué actuamos como actuamos, por qué pensamos lo que pensamos y por qué sentimos lo que sentimos.

Te puede interesar: Terapia Cognitivo Conductual ¿Cómo es, de qué se trata?.

Sin duda, al principio será una labor bastante difícil puesto que no estarás acostumbrado a hacerlo y por lo tanto no sabrás cómo lograrlo. Pero otros de los obstáculos que nos enfrentamos para llegar a conocerse a uno mismo es la subjetividad que impide ver de manera parcial las situaciones sobre nosotros mismos que analizamos. Esto lleva muchas veces a buscar la respuesta externamente, es decir, fuera de nosotros, lo cual puede contribuir a aumentar dicha subjetividad, sobre todo cuando no se trata de un psicólogo; si es una persona a quien consultamos.

La tendencia a justificarnos para no sentirnos mal o culpables por algo, puede ser otra de las dificultades al iniciar la tarea de conocernos a nosotros mismos. Pero sin duda, el mayor obstáculo al que nos podemos enfrentar es el miedo, ya sea por descubrir algo que no nos guste o a nuestro pasado. Y justo, este miedo es que puede frenar a muchas personas a iniciar ese viaje del autoconocimiento, sobre todo si hemos pasados por experiencias traumáticas. Si es tu caso, debes buscar ayuda de un profesional en psicología.

¿Qué hacer para empezar a conocerse a uno mismo?

Para superar cada uno de estos obstáculos recuerda que somos seres únicos con historias únicas, por lo que debes aprender a aceptarte tal cual como eres, sin juzgarte o culparte, sino al contrario, tratarte con compasión y perdonarte por situaciones o errores que te roban la tranquilidad.

Ahora, si quieres empezar a conocerte a ti mismo, y necesitas ayuda, no dudes en contactarme.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *