Coronavirus y salud mental: Consejos para manejar la crisis

Vivimos tiempos difíciles; tiempos que nos han obligado a detenernos, y a que casi el 100 % de los habitantes de la tierra se encuentren en aislamiento para cortar la cadena de contagio del coronavirus y superar esta crisis lo más rápido posible. Y lo lograremos, que eso no nos quede duda; hemos superado eventos globales más letales; el COVID-19 no será la excepción. Pero aun, sabiendo que el aislamiento es la medida más eficaz para detener los contagios, y proteger la salud, la medida no deja de tener efectos secundarios en la salud mental de la población, que pueden crear otro tipo de problemas, sobre todo para aquellos que ya viven con un padecimiento mental.

Te puede interesar: Técnicas para gestionar y controlar tus emociones.

El aislamiento, junto con la situación de emergencia decretada en la mayoría de países del mundo para detener el coronavirus, es una situación que trae cambios en la forma de vivir y estar que no son fáciles para nadie y puede hacer que muchas personas desarrollen fácilmente pensamientos de tipo catastróficos (‘Me voy a morir’, ‘Se va a morir mi mamá/papá’, ‘Todos nos vamos a contagiar’, ‘Nos vamos a quedar sin comida’); sobregeneralización (‘Como han muerto muchas personas, quiere decir que es el virus de la muerte’), y muchos otros tipos de pensamientos que son la antesala para sufrir ansiedad, depresión, angustia y/o pánico.

Te puede interesar: Terapia Cognitivo Conductual ¿Cómo es, de qué se trata?

Por eso, para ayudar aenfrentar y vivir el aislamiento, cuidar la salud mental; así como la física, y ganarle la batalla al COVID-19 por el coronavirus, aquí unos consejos y recomendaciones para hacer frente a esta contingencia.

¿Qué hacer para regular mis emociones en tiempos de aislamiento por el coronavirus?

No te satures de información

Mantenerse alejado y olvidarse por gran parte del día de las noticias y todo lo que tenga que ver con el coronavirus y COVID-19, evitará que el cerebro se sature de mucha información que en la mayor parte de los casos no es esencial, y por ende, va a procesar mejor el aislamiento. Esto evitará a su vez disminuir los riesgos de vivir una crisis de ansiedad o depresión. Tampoco es recomendable aislarse completamente del mundo, pero conocer por lo menos durante una o dos horas al día la situación de la enfermedad, así como los posibles avances médicos y científicos es más que suficiente.

Organiza un plan de rutina

Adaptar todo lo que hacías normalmente en el exterior a la casa, es otra de las recomendaciones para afrontar la contingencia . No hay por qué estar en la misma habitación todo el día, ni cumplir con las obligaciones a cualquier hora del día. Establece un horario en el que especifique a qué hora te vas a levantar, tomar el desayuno, trabajar y/o estudiar, dedicar tiempo a tus hobbies, y hacer actividad física. Está ultima es muy importante, ya que como no vas a tener mucho movimiento y actividad durante el día, hacer un poco de ejercicio permitirá liberar endorfinas y neurotransmisores que ayudarán a mantener el estado de ánimo arriba.

Dedícale tiempo a tus actividades favoritas

Estar en aislamiento por el coronavirus no tiene que ser sinónimo de quedarse en casa aburrido sin hacer nada. Es el momento de ver esas series o películas que están pendientes, leer los libros acumulados, aprender o perfeccionar un idioma, tocar un instrumento con tutoriales de Youtube, cocinar nuevas recetas, pintar; en fin, solo es cuestión de encontrar lo que más te guste y ponerse en ello. Ya verás cómo haciendo esto te vas a olvidar del coronavirus y la situación será mucho más amena.

Haz una reunión de amigos… virtual

En lugar de estar pegado todo el día en tu celular leyendo noticias; muchas de ellas fake news, sobre el coronavirus, sácale el provecho a todas las herramientas que trae la tecnología y organiza; así sea una vez semanal, una reunión virtual con tus amigos. Por ejemplo, pueden descargar House Party, una aplicación en la que puedes hacer video llamadas pero que además tiene varios juegos incluidos. Ya te darás cuenta que el coronavirus y el COVID-19 no nos tiene por qué alejar de nuestros seres queridos. Este tiempo también lo puedes utilizar para volver a hablar con esas personas con las que habías perdido el contacto.

No dejes de lado tu cuidado personal

Es cierto que aunque debes estar aislado en casa y no debes salir; exceptuando algunas circunstancias especiales, no es razón para que te quedes en pijama todo el día y mucho menos sin bañarte, arreglarte el pelo, la barba o las uñas. Mantener tus hábitos de cuidado personal, son esenciales para enviar esa señal de normalidad a tu cerebro, y así evitar caer en la angustia, ansiedad y otros sentimientos negativos a causa del coronavirus.

Busca ayuda si te sientes desbordado

¿Sientes que no puedes gestionar adecuadamente tus pensamientos negativos, que tus emociones están desbordadas y no sabes qué hacer mientras dura la emergencia por el coronavirus? Busca ayuda profesional capacitada que pueda atenderte y apoyarte durante estos difíciles momentos. Si necesitas necesitas hablar o desahogarte, ya sabes que puedes contar conmigo. Me encontrarás en los medios de contacto y redes sociales que aparecen aquí, en el blog.

En este enlace podrás encontrar material adicional que puede ser de ayuda para superar esta crisis traída por el coronavirus, y en la sección del Club de Lectura, encontrarás reseñas de libros por si estás buscando qué leer durante el aislamiento por el COVID-19.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario