Qué es el estrés laboral y por qué te debe preocupar

El estrés laboral ha sido denominado por la Organización Mundial de la Salud como una de las mayores enfermedades del Siglo XXI, y, de hecho, el estrés laboral genera millonarias pérdidas al sistema sanitario y a las empresas en todo el mundo. Debido a que este padecimiento lo puede sufrir cualquier persona en cualquier momento de su vida, en este artículo te contamos qué es el estrés laboral, cómo reconocerlo y qué hacer para que puedas combatirlo.

Te puede interesar: Lecciones del libro Instrumental by James Rhodes.

¿Qué es el estrés laboral?

El estrés laboral aparece cuando el organismo es sometido a un nivel mayor de tensión, el cual supera los conocimientos y habilidades de una persona para afrontar una situación. Ante este panorama aparecen dos posibilidades: en la primera, la persona aprovecha dicha situación para estar alerta y superar los retos del trabajo, provocando así una respuesta adaptativa del organismo al medio. Esto es lo que se llama eustrés o estrés positivo. 

En la segunda posibilidad, la persona no sabe cómo gestionar sus emociones, ni cuenta con los recursos cognitivos para afrontar la situación, se genera una respuesta desadaptativa al trabajo produciendo distrés, es decir, un estrés negativo que afecta el organismo. De los tipos de estrés laboral, el segundo es el más preocupante, ya que si este se prolonga en el tiempo, produce consecuencias graves al cuerpo.

¿Cuáles son las causas del estrés laboral?

Los factores o situaciones desencadenantes del estrés de tipo laboral pueden ser cientos. No existe una lista como tal de cosas que pueden causar estrés en el trabajo, empero hay combinaciones que pueden precipitar la aparición y mantenimiento del estrés laboral. En primer lugar; entre los factores causantes de estrés laboral se encuentra una mala organización del trabajo, esto incluye: la organización del lugar de trabajo, el sistema y funciones, ya que cuando no se tiene claridad sobre estas, se percibe desorden o caos, y esto genera estrés

En segundo lugar, algunos factores internos también pueden generar estrés laboral. Estos factores pueden ser insatisfacción o desmotivación laboral, ya sea porque se perciba la relación entre la carga laboral y el salario como no proporcionales. También el estar desarrollando un trabajo que no sea del agrado o gusto de la persona, pueden desencadenar la aparición de este. 

El clima organizacional también es un factor importante en la aparición o sostenimiento del estrés laboral. Por último, investigaciones señalan que la edad del trabajador, el tipo de trabajo, antecedentes de trastornos psicológicos, el género, sexo y orientación sexual de la persona, las responsabilidades familiares y algunos rasgos de personalidad son otras de las causas del estrés en el trabajo. 

¿Cuáles son las consecuencias del estrés laboral?

Padecer estrés laboral provoca reacciones y cambios a nivel fisiológico, físico y emocional que causan la generación de comportamientos disfuncionales en el entorno organizacional pero también en el familiar y en todos los ámbitos de la vida. Cuando este se mantiene en el tiempo y no se gestiona a tiempo estimula la aparición de trastornos psicológicos severos y problemas graves de salud.

Entre los efectos del estrés laboral a nivel cognitivo se encuentran los problemas de memoria, como tener lapsus u olvidos de tareas o información relacionada con el ámbito laboral; disminución de la atención, sobre todo el temas que tengan que ver con el trabajo, así como dificultad para mantener la concentración y realizar varias tareas a la vez. 

En las consecuencias físicas se incluye una gran gama de molestias y enfermedades corporales como dolores de cabeza, espalda, alteración del sueño, problemas de tiroides, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y enfermedades dermatológicas, entre otras.

La parte emocional también resulta muy afectada por el estrés laboral, y las investigaciones señalan que la depresión, ansiedad, ataques de pánico y el desborde o la inseguridad emocional se relaciona significativamente con el estrés laboral.

¿Cómo afrontar el estrés laboral?

Organiza tu trabajo

Establece cuáles son tus prioridades del día, fragmenta las responsabilidades y tareas del día, elabora una especie de lista de chequeo. Todo esto se traduce en establecer pequeños objetivos que sean realistas y alcanzables. De esta forma no vas a sentir que tienes un montón de obligaciones y tareas que nunca vas a llegar a cumplir. 

Establece límites 

Esto va muy ligado con el punto anterior, y no es otra cosa, que no permitir que te asignen más trabajo que están fuera de las funciones de tu puesto de trabajo, sobre todo para que no sientas que la carga entre trabajo y salario no es equivalente.

Haz pausas activas

No es una pausa activa si únicamente te levantas a caminar o hacer unos ejercicios mientras que tu mente sigue pensando en todo el trabajo que tienes que hacer. Una pausa activa tiene que relajarte, no solo física sino, ante todo, mentalmente. Levántate, sal a caminar, piensa en otra cosa; en las próximas vacaciones, en tus planes para el fin de semana, en tu familia, cualquier cosa que te haga olvidar del trabajo. Con esto, vas a oxigenar tu cerebro, vas a relajarte y a mejorar tu capacidad de resolución de problemas. 

Pide ayuda

Contrario a lo que suele pensarse, pedir ayuda no es sinónimo de debilidad o inferioridad. Todos tenemos cosas que aprender todos los días, y el ser capaz de recurrir a un compañero de trabajo o jefe, para que oriente o te ayude con alguna tarea en específico puede ayudar a aumentar la confianza en ti mismo y estrechar las relaciones con las demás personas de tu entorno laboral. 

Lleva una vida saludable y equilibrada

Haz ejercicio constantemente, come saludablemente, sal con amigos, viaja, tomate un día para no hacer nada y quedarte en tu casa a ver películas. Recuerda que la vida no solo es trabajar, hay que dedicarle tiempo e inversión a otras esferas de está, como la social, la familiar, la física, la espiritual. Tener un balance entre todas estas áreas es clave para mantenerte sano y evitar que el estrés laboral te afecte profundamente. 

Ante todo, recuerda que cuidar nuestra salud física y mental es responsabilidad de cada uno de nosotros, y que ésta vale más que cualquier otra cosa en el mundo. Si sientes que estás sufriendo mucho a causa del estrés laboral y crees necesitar ayuda para combatirlo, sigue los consejos que te he enlistado, y siéntete libre de contactarme, juntos podemos trabajar para lograr que lo afrontes mejor. 

2 comentarios

  1. enero 9, 2020
    Responder

    Muy buen aporte. Gracias por compartirlo.

    • Rubén
      enero 15, 2020
      Responder

      Me alegro que lo hayas encontrado de mucha ayuda. Te invito a que sigas el blog y así no te pierdas ninguna publicación. Saludos

Deja un comentario