Lecciones de Lo que no tiene nombre by Piedad Bonnet

El libro Lo que no tiene nombre de Piedad Bonnet, es una gran obra de no ficción, donde la autora decide abrirse al público y sus lectores sobre el suicidio de su hijo causada por una enfermedad mental. Es un libro corto, de no más de 90 páginas, en el cual ella ha mostrado su dolor de madre, tomando a su vez, una postura alejada del sufrimiento y el victimismo.

Te puede interesar leer Instrumental de James Rhodes.

En pocas palabras es una obra estremecedora, que eriza la piel y encharca los ojos por la fuerza de las palabras y lo doloroso del hecho. Lo que no tiene nombre habla, como lo dicen otros escritores que han hecho un análisis de este libro, de esos instantes de horror y dolor para los cuales el lenguaje es insuficiente. El libro de Piedad Bonnet es ante todo un homenaje a la memoria de su hijo, pero también un ensayo sobre la las enfermedades mentales, el suicidio y la muerte.

Sinopsis

Piedad Bonnet es una gran poeta y escritora colombiana, que el 14 de mayo de 2011, sufrió uno de los mayores dolores que puede padecer una persona, mucho más una madre: el suicidio de un ser amado, su hijo, Daniel Segura Bonnet. Era, según lo describe ella en su funeral y en el mismo libro, un muchacho talentoso, sensible, inteligente y respetuoso que decidió acabar con su vida a causa de una enfermedad mental. Estudió en la Universidad de los Andes, y en el momento de acabar con su vida, se encontraba haciendo una maestría en la Universidad de Columbia.

Así, Lo que no tiene nombre se convierte en el relato de cómo ella, como madre, vivió el suicidio de Daniel, el momento en que recibió la noticia, su relación con él y por supuesto, su batalla con el trastorno esquizoafectivo, la enfermedad que padeció y finalmente lo llevó al suicidio.

Te puede interesar conocer las Técnicas para gestionar y controlar tus emociones.

Lecciones de Lo que no tiene nombre by Piedad Bonnet

Lo primero que uno como lector se encuentra cuando comienza a leer Lo que no tiene nombre de Piedad Bonnet, es la posición un poco distante que toma de los hechos, es decir, logra retratar el dolor que sintió, sin caer en la victimización, la cual puede llevar fácilmente a la subjetividad. La autora es una mujer muy intelectual y además se define como no creyente. Por lo tanto, quizás estos dos factores hacen que tome esa posición distante sobre la muerte y el suicidio.

Pero ya entrados en el contenido de la obra, Piedad decide abordar el tema del suicidio tal como es. No trata de maquillarlo, ni suavizarlo. Cuenta que nunca trató de ocultar la causa de muerte de su hijo. Esto es muy valiente e importante, teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad todavía conservadora en muchos aspectos que busca callar, silenciar e ignorar algunos actos cuando atentan contra los principios molares del cristianismo.

En la misma línea se encuentra, el trastorno esquizoafectivo que afecto a su hijo desde los 18 años hasta el momento de su muerte. Sobre esto, es muy significante, la manera en que logra retratar la depresión, la paranoia y el delirio; signos y síntomas ligados al trastorno, como lo que son, un padecimiento atroz e inmisericorde, y no la caricaturización que se hace de la enfermedad mental, llamando, por ejemplo, depresión a cualquier tristeza profunda que se puede sentir en cualquier momento de la vida.

Llegados a este punto, Piedad Bonnet en Lo que no tiene nombre, realiza una crítica mordaz a la estigmatización que sufren las personas con trastornos mentales y al sistema de salud en Colombia, el cual convierte el acceso al tratamiento a enfermos mentales en una empresa casi imposible para las personas con niveles de ingresos bajos.

La muerte en Lo que no tiene nombre

La muerte es otro de los grandes tópicos del libro, el cual, a su vez, es la mayor seguridad que tenemos en la vida. En el libro Piedad, en el lenguaje prosaico que caracteriza este libro, recurre a pensadores para conceptualizar la muerte y encontrar su propia voz, teniendo presente el suicidio de su hijo. Lo hace, para encontrar paz mental, pero también para verla como lo que es, un hecho objetivo en la vida al que nos vamos a enfrentar sin el misticismo y el miedo como siempre se ha visto.

En definitiva, Lo que no tiene nombre es un libro que debe ser leído, analizado e interiorizado por todos. Un libro que quita varias capas de nuestro pensamiento mágico a temas de los que poco se habla actualmente.

Si lo leíste, o te interesa leerlo, deja tus impresiones abajo y hablemos sobre Lo que no tiene nombre. También puedes entrar a mi blog y leer otras recomendaciones de lectura de psicología y libros.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *